Buscar
Noticias
ENTREVISTA AL INGENIERO FRANCISCO GIULIANI
“Estamos convencidos junto a mis colegas, que el ORSEP es una institución válida y necesaria para el país”, afirmó el Ing. Francisco Giuliani
“Estamos convencidos junto a mis colegas, que el ORSEP es una institución válida y necesaria para el país”, afirmó el Ing. Francisco Giuliani
El director del Organismo Regulador de Seguridad de Presas (ORSEP) de la región Comahue y representante en el Comité Argentino de Presas (CAP) en la Comisión Internacional de Grandes Presas (ICOLD) dialogó con PROGRAMA INFOAGUA, resaltando la importancia de un organismo como lo es el ORSEP.
-Teniendo en cuenta que la misión del ORSEP es lograr que las presas de la Argentina cumplan con los estándares de seguridad, ¿Qué características tienen estas obras en la región Comahue?

-La particularidad mayor podría encontrarse en que en general, la mayor parte de las presas que tiene el Comahue, son de las obras más grandes que tiene el país, particularmente en altura, y también en volumen de embalse. El desarrollo hidroeléctrico argentino en los últimos 30 años fue muy fuerte a nivel del Comahue, y es así que se construyeron estas grandes obras, como lo son la presa de Alicurá, aguas arriba en el Limay, la más próxima a Bariloche, que tiene 120 metros de altura. Aguas abajo se construyó Piedra del Águila, posiblemente sea la obra más alta de Latinoamérica, tiene 180 metros de altura sobre la roca fundación. Otra obra es la presa de Pichi Picún Leufú, y aguas debajo de esta y ya acercándonos a las ciudades de Neuquén y Cipolletti, se encuentra la gran presa de El Chocón, que se transformó en la obra del siglo en su momento. Algunas de esas obras ya tienen poco más de 30 años.
Las características más importantes de las presas del Comahue, es que son relativamente muy nuevas: son obras de concepción moderna, con ingeniería de construcción moderna, y están en condiciones impecables. La otra característica es que son de las más grandes que tiene el país, y están a la altura -en algunos casos como Piedra del Águila o Chocón-, de los grandes complejos hidroeléctricos mundiales.

-¿Tiene algún grado de incidencia en el diseño el hecho de estar ubicadas próximas a Chile, que como bien sabemos, es un territorio de sismos?

-En el caso del Comahue, no hay un nivel de riesgo sísmico preocupante, a pesar de que a veces la población se inquieta por los medios de comunicación. Cada vez que hay un terremoto muy significativo en Chile, se inquietan con respecto a la seguridad de las grandes presas, porque piensan que podría haber algún problema. Pero nosotros tenemos un riesgo sísmico mucho más bajo. La energía de un terremoto esperado en Bariloche debe ser del orden de 3 veces menos que la energía de un terremoto cuyano, sanjuanino o mendocino.
Los grandes terremotos chilenos se deben a una fuente sismogénica, la subducción de la placa del Pacífico, por debajo de la sudamericana, y da lugar a terremotos justamente en esa zona chilena, muy profundos, de más de 50 Km. de profundidad. Nosotros estamos a 300, 400 Km. de ahí. Los riesgos sísmicos en la zona del Comahue son muy bajos, pero no obstante eso, todas las presas están verificadas para resistir muy fuertes terremotos, y tienen todas las medidas de defensa, y sistema de defensa múltiple. Si falla una, siguen funcionando las otras.

-¿Cuál es el rol de la Comisión Internacional de las Grandes Presas?

-En el año 1928 se conformó la Comisión Internacional de las Grandes Presas (International Commission on Large Dams - ICOLD). Esa sociedad está conformada en este momento por alrededor de 92 países, y es una corporación poderosa, la máxima referente del más alto nivel jerárquico internacional. Se encarga de dictar los lineamientos y los criterios para la seguridad de presas en el mundo. Edita muchísimos documentos, boletines internacionales, y hace reuniones de ingeniería a nivel mundial.

-¿Cuáles son las funciones de Comité Argentino de Presas?

-El Comité Argentino de presas (CAP) se conforma a partir del año 1960 que ingresa como miembro del ICOLD, y cuenta algunos ingenieros muy eminentes, que son los que dieron un legado en el desarrollo de las presas argentinas, que comenzaron en los años ´35, ´40. Ellos crearon el Comité Argentino de Presas, que tiene un cierto desarrollo, muchos miembros, y sus representantes en el ICOLD.

-¿Realizan tareas de educación y concientización en las poblaciones aledañas a estas obras?

-Hemos desarrollado muchas reuniones públicas en el pasado, donde íbamos a concientizar a la gente para tranquilizarla y saber cuál era la realidad del riesgo y de la seguridad de las obras. No es justo que la gente viva creyendo que se le va a caer una presa encima, cuando eso es absolutamente de una probabilidad remota. Hemos hecho muchas charlas, y hacemos alguna exposición, aunque no siempre con el carácter de una reunión pública. En los últimos tiempos, hemos procurado acercarnos y tener charlas con gente de Defensa Civil, con gente de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), porque en el manejo del problema hídrico y de las presas, hay más de una institución involucrada.
En el Comahue, la AIC que representa a 3 provincias (Buenos Aires, Río Negro y Neuquén) y al Ministerio del Interior de la Nación, y es la autoridad sobre el manejo de los ríos. Ellos tienen un Comité de Emergencias Hídricas y Seguridad de Presas. Ese comité está integrado por la AIC como coordinadora, por los jefes de Defensa Civiles provinciales, y el ORSEP actúa como asesor en materia de seguridad de las presas. A través de ese tipo de trabajo, hay exposiciones.
Volviendo al tema de los sismos, hace un año cuando fue el gran terremoto de Chile, se disparó una cadena de e-mails, que decían que las presas se estaban partiendo a causa del terremoto. Eso asustó mucho a la población. Como consecuencia tuvimos que salir a hacer aclaraciones y charlas: una en la Legislatura de Neuquén, y otra a todos los intendentes del Comahue, en la intendencia de Cipolletti.
Uno explica y dice muchas cosas, pero pasa el tiempo y la gente vuelve sobre lo mismo, se necesita un proceso educativo continuo de las escuelas. También se necesita continuidad en ciertas instituciones, como Defensa Civil, continuidad en las carreras, equipos más desarrollados, para poder atender y mejorar sustantivamente en planes de evacuación. El ORSEP no tiene esa responsabilidad, el ORSEP tiene la responsabilidad de cuidar la seguridad de las obras, y dar avisos. Las instituciones de Defensa Civil tienen dificultades de presupuesto, de equipo, y de programas obtenidos. Es una problemática muy importante, pero aqueja a más de la mitad del mundo, y es el hecho de lograr desarrollar programas, instituciones y equipos que realmente sean cada vez más eficientes y que se mantengan en el tiempo.

-¿La gente entiende que es necesaria la seguridad nuclear, pero entiende que es necesaria la seguridad de presas?

-En mi opinión personal, en la región de Comahue absolutamente. Todo lo que es el tema de seguridad de presas es prácticamente la cuestión. No tenemos central nuclear cercana, el riesgo en el Comahue, es el riesgo hídrico, porque convive con eso. Hemos tenido una crecida muy grande en el río Neuquén, contenida por las presas. Años atrás se generó por un sentido de inseguridad muy grande, por El Chocón.
El Dr. Lombardi, que es uno de los 20 ingenieros más eminentes del siglo XX, siempre ha indicado que nuestras presas están en condiciones de la mejor seguridad del mundo. Yo creo que es así, pero nosotros siempre vamos por más. Tenemos el concepto de la mejora permanente, que en realidad es el concepto que marca el ICOLD. No hay nada que pueda satisfacernos, siempre hay que ir agregando, revisando, y cuidando, y en ese sentido, la práctica ciertamente es así.

-¿Para el próximo lustro está previsto algún tipo de nuevas presas en el Comahue?

-Si, Chihuido, que es una presa muy importante, porque va a bajar el riesgo hidrológico del río Neuquén, que es un río muy torrentoso. La obra está avanzadísima en sus procesos de adjudicación..

Reflexión final
Estamos tratando de buscar un fortalecimiento del ORSEP como organismo. Tenemos un plan estratégico desarrollado. Estamos convencidos, junto a mis colegas, que esto es una institución válida y necesaria para el país. Es muy bueno y necesario que exista una institución reguladora de la seguridad de presas. Tenemos la visión de que esta institución tiene que crecer sí o sí. Tiene que haber un fortalecimiento institucional importante. Nación está trabajando con las provincias en la Ley de Seguridad de Presas. Ha habido algunos antecedentes en alguna comisión años atrás, pero aún no se está tratando en las Cámaras. En el mundo hay muchos antecedentes. Algunos países tienen leyes de seguridad de presas desde hace años, pero para la Argentina sería un paso muy importante el hecho de contar con una ley así. La Nación está trabajando con las provincias a través del COHIFE. Pero el problema de los argentinos, como bien sabemos, es ponerse de acuerdo.



Valeria Guerra - redaccioninfoambiente@fibertel.com.ar
Programa Infoagua (Argentina) 12-04-11
Fuente Infoagua
Publicado el 13/4/2011
| | |
Valid XHTML 1.0 Transitional
¡CSS Válido!